20/11/2018

Paraguay: Tecnología liberadora

El Dr. Tomás de Camino Beck* es un gran referente latinoamericano de la innovación educativa. Actual director de la Fundación Costa Rica para la innovación, trabaja desarrollando la Cultura “Maker” y la Fabricación Digital.

¿Podemos ser sustituidos por las máquinas?

Las máquinas no son superiores a nosotros, son una extensión de nuestra inteligencia y de nuestras capacidades físicas, por tanto, las incorporamos a nuestro ser para ampliar nuestras propias capacidades, no para sustituirnos. Somos buenos como humanos, pero si extendemos lo que somos con máquinas entonces somos súper humanos. Las máquinas pueden sustituir a los humanos, pero los humanos combinados con las máquinas son insustituibles.

Un Cyborg es un humano que incorpora componentes externos para extender sus capacidades internas. El término “cyborg” lo propusieron Clynes & Kline, en un artículo en la revista Astronautics en 1960. Los autores especulaban, que para poder conquistar el espacio y otros ambientes, sería difícil o imposible, crear ambientes artificiales externos para sostener la vida de los humanos. Según ellos, sería necesario que el humano incorpore nuevos sistemas a su organismo, como un nuevo ser, extendiendo sus capacidades.

Nosotros ya somos Cyborgs, extendemos nuestras capacidades de inteligencia, a través de un smart phone + internet, y nuestras capacidades físicas, mediante máquinas electromecánicas + computación.

Tenemos que trabajar en nuestra educación admitiendo que somos Cyborgs. ¿Qué es la fabricación digital?

Una de las grandes cosas de la nueva era es que casi todo lo que hacíamos antes, puramente manual, ahora se trasfiere al medio digital. Ahora se construye algo digitalmente y después se trasforma en algo físico. La fabricación digital consiste precisamente en eso: yo diseño o construyo digitalmente y después tengo una serie de máquinas que me permiten pasar a físico. Un ejemplo seria la impresora 3D. Hago diseños 3D en la computadora y después con una impresora 3D lo transformo en un objeto de plástico que puede ser tanto una parte de una máquina, un juguete, o hasta una parte del cuerpo. La fabricación digital es la tecnología liberadora que permite a las personas construir lo que nunca pudimos imaginar.

¿La cultura maker se puede implementar entre los pequeños?

Hay que enseñar tanto a los pequeños como a los adultos, muchos integrantes del gobierno y de las empresas son  “discapacitados” porque no han logrado entender esta tecnología y como los podría liberar a ellos también. Entonces el proceso de educación que nosotros hemos iniciado en Costa Rica es integrar verticalmente a todo el mundo: desde los más pequeños hasta las personas que están en lugares de toma de decisiones (gobierno, organizaciones de la sociedad civil, empresas).

¿Qué es lo que queremos para los futuros alumnos?

Es justamente lo primero que debemos preguntarnos antes de educar: ¿Qué queremos para nuestros alumnos? No queremos autómatas. Queremos polímatas. Queremos que ellos sean lo que ellos quieran. La educación nunca termina. El proceso es tan rico que debe continuar toda la vida.

¿Cómo definiríamos innovación?

Hablamos de aquellas cosas que cambian patrones y comportamientos en la sociedad. Que no se confunda con “novedad” hacemos muchas cosas nuevas pero no necesariamente todas son innovadoras. La innovación requiere algo mucho más profundo y más fuerte: cambiar a la sociedad como tal. Si pensamos en algo como Google, como Facebook como el IPhone, han cambiado la manera en que nosotros interactuamos como sociedad. La educación tiene que hacer lo mismo, no se trata de incorporar las tecnologías nuevas, sino se trata de cambiar  profundamente la educación en la sociedad y como los chicos y las chicas aprenden de una manera totalmente diferente a los paradigmas que hemos estando utilizando hasta ahora.

¿Qué características debería tener la inversión en educación en estos nuevos escenarios?

En Latinoamérica los Ministerios invierten en tecnologías que no son desarrolladas por nosotros mismos entonces no podemos construir nuestra propia identidad. De esa manera se puede apoyar el emprendimiento interno, de nuestros propios países y así es como se desarrolló Silicon Valley. Invirtiendo esos fondos para conseguir tecnología pero aprovechando para desarrollar la tecnología desde adentro. En Latinoamérica tenemos un valor agregado, que tenemos mucho en común y por los cambios geopolíticos que están sucediendo ahora tenemos una oportunidad grande para empezar a desarrollar la tecnología desde adentro.

(*) El Dr. Tomás de Camino Beck estuvo en nuestro país invitado por Paraguay Educa con motivo de sus 10 años de la institución.

La nota incluye parte de las publicaciones de este referente en medium. com/@TomasDeCamino.