05/08/2019

La Fundación Empresarios por la Educación realiza el capítulo de educación del Informe “Bogotá Cómo Vamos”

El pasado 1° de agosto se presentó el Informe de Calidad de Vida Bogotá Cómo Vamos, cuyo capítulo de Educación fue elaborado por la Fundación Empresarios por la Educación. En la presentación se contó con la participación de los candidatos a la Alcaldía de Bogotá.

Lee y descarga PDF , 22062.94 Kb Informe-Calidad-De-Vida-Bta_Como_vamos_2019.pdf

El Informe de Calidad de Vida, que anualmente publica Bogotá Cómo Vamos, se ha convertido en un documento estratégico para entender los cambios que ha tenido la ciudad desde la perspectiva que otorgan los datos. Este objetivo lo comparten también los 4 socios del programa, las 6 instituciones aliadas y los más de 50 expertos y académicos que aportaron su experiencia técnica, dedicación y compromiso, para la elaboración de este informe, que tienen en cuenta 12 sectores y más que 400 indicadores.

En la presentación del Informe, realizado el pasado 1° de agosto, participaron los candidatos que se disputan la Alcaldía de Bogotá, el segundo puesto más importante del país. Se espera que este informe contribuya a desarrollar gobiernos efectivos y transparentes, así como, ciudadanías más informadas y participativas.

El capítulo de Educación fue elaborado por la Fundación Empresarios por la Educación, con el fin de comprender y monitorear el estado en que se encuentra la educación, identificar avances, retos, y proponer alternativas de mejora. Este apartado da una perspectiva de lo que ha pasado en términos de educación tanto en colegios privados como oficiales, niveles educativos y principales retos.

Algunas de las conclusiones al respecto son:

  • El principal logro encontrado en la Administración actual  es la reducción en la deserción, la cual ha tenido una de las disminuciones más significativas en los últimos años.
  • 858.176 cupos fueron ofertados, mientras que los demandados son de 857.098, lo que da un superávit de 1.078 para el 2018. Sin embargo, al comparar con años anteriores, hay una tendencia a la baja tanto en oferta como en demanda.
  • Al 2018, se cuenta con 7.883 estudiantes extranjeros matriculados provenientes, especialmente, de Venezuela, con 7.673, seguidos por Argentina, con 17 y Ecuador, con 10.
  • La meta de esta administración era aumentar a 81,1 el % de IED clasificados en niveles B, A y A+ en las pruebas Saber 11. En 2018 se logró llegar al 84,13%. (Categoría A+/A: 26,67% - Categoría B: 57,46%).
  • En 2018 se logró la deserción más baja de los últimos 10 años. Pasó del 3,6% en  2008 al  1,6% en 2018. Esto quiere decir que  más de 9.000 estudiantes permanecieron en el sistema educativo.
  • Mientras en 2016 el 4% de la matrícula de colegios oficiales se encontraba en Jornada Única, en 2018 llegó al 14%. Sin embargo, aún dista de la meta que a 2020 se había fijado la Administración: 30%.
  • En la ciudad, 1 de cada 5 jóvenes menores de 24 años no estudia ni trabaja (NINIS) y de estos el 65% son mujeres. Para esto, es importante repensar la pertinencia de la Educación Orientada al Empleo.
  • En materia de educación se ha avanzado pero aún se identifican grandes retos frente a: reducción de brechas, jornada única, bilingüismo, población fuera del sistema escolar, educación superior, calidad y pertinencia en la formación. 

Las siguientes son las principales recomendaciones:

ü  Mayor rigurosidad en el seguimiento y evaluación de los proyectos implementados en el Distrito.

ü  Abordar temáticas relacionadas con la salud física, emocional y mental de los maestros

ü  Establecer estrategias para cambiar los imaginarios creados alrededor de la educación pública (las familias de bajos recursos están prefiriendo pagar educación privada de mala calidad que educar a sus hijos en el sistema público).

ü  Pensar en el diseño y aplicación de una batería de indicadores que brinden información y que midan el mejoramiento de asuntos relacionados con: innovación educativa, investigación y redes de maestros, sistematización de experiencias, inclusión, vinculación de familias a la escuela, educación rural, educación para la sexualidad y construcción de ciudadanía, educación socioemocional, espacios físicos escolares y entornos escolares, entre otros.

ü  Retomar las pruebas en competencias ciudadanas que se venían realizando en años anteriores, así como el modelo de gestión integral de la evaluación, que contenía temas relacionados con educación socioemocional.

ü  Ampliación de posibilidades de participación de las familias en la escuela, incluyendo la posibilidad de que las familias que quieran, puedan aportar técnica y económicamente a los proyectos de la escuela.

ü  En relación con la educación superior, es importante empezar a posicionar la educación técnica para que los jóvenes y adultos entiendan que éste puede ser el camino hacia su desarrollo profesional y laboral.


Lee y descarga PDF , 22062.94 Kb Informe-Calidad-De-Vida-Bta_Como_vamos_2019.pdf