22/07/2017

En Ecuador, se analizan cambios al Bachillerato General Unificado

Desde el ciclo lectivo 2011- 2012, en el país existe el Bachillerato General Unificado (BGU). Es decir, los colegiales ya no escogen una especialización. Eso ocurría en el antiguo cuarto curso, hoy primero de bachillerato. El nuevo Ministro de la cartera de Educación plantea cambios a este modelo.

Foto: Archivo/ EL COMERCIO.

El Bachillerato General Unificado (BGU) surge de la Ley Orgánica de Educación Intercultural (LOEI). Es el período de estudios, en el que se obtiene el grado de bachiller. Es una enseñanza obligatoria, impartida usualmente desde que el alumno tiene 15 años, tras haber obtenido la Educación General Básica (BGU), dura tres años. Luego de graduarse de bachiller se puede ingresar en la universidad o a un instituto técnico o tecnológico.

Augusto Barrera es el titular de la Secretaría Nacional de Educación Superior (Senescyt). Él, en una entrevista con este Diario, comentó que mantenía conversaciones con el ministro de Educación, Fander Falconí, sobre el Bachillerato General Unificado, que se mantendrá bajo la rectoría de esa Cartera de Estado. Y la necesidad de fortalecer la orientación vocacional desde los Departamentos de Consejería Estudiantil (DECE). Esto para evitar la dispersión y el fracaso en los primeros años de universidad.

En las postulaciones que los bachilleres hacen a diferentes carreras, luego de rendir el examen de acceso a instituciones públicas, se evidencian las dificultades. Los chicos eligen, por ejemplo Medicina, como primera opción, pero luego Leyes. Cuando estábamos en el colegio teníamos las especializaciones: Sociales, Químico, Físico, recordó Barrera. Eso permitía contar con “una especie de pre-vocación profesional”. Desde los 15 años, el joven se planteaba si le gustaba Sociales o no. “Con el Bachillerato General Unificado, ya no hay esa discusión en el colegio. Eso se aplaza al día de ingresar a la universidad y es gravísimo. Se pierde la oportunidad de testear el campo disciplinario. Llegan al filo de la universidad con una débil orientación”. El doctor Barrera contó “mi sobrina, por ejemplo, es bachiller y está entre Economía y Medicina. Está sometida a un tema de estrés familiar, al no decidir entre dos áreas tan diferentes”.

Según datos del Ministerio, el bachillerato anterior exigía una diversificación prematura pues la mayoría de estudiantes debían elegir una especialidad antes de los 14 años. Por ello, algunos cometían errores de elección que les afectaban por el resto de sus vidas.

El BGU ofrece una misma base común de conocimientos a todos los alumnos, de tal manera que no se limiten sus opciones futuras, sea cual sea el tipo de bachillerato que elijan. Con el anterior modelo de bachillerato, los estudiantes podían acceder a diversas opciones que los formaban en determinadas áreas pero no les permitían adquirir conocimientos básicos en otras. Por ejemplo, dice el Ministerio, quienes se inclinaban por la especialidad de Ciencias Sociales típicamente no llegaban a tener suficientes bases en Matemática.

El BGU busca que los estudiantes adquieran una formación general completa, evitando por una parte su hiperespecialización en un área del conocimiento y a la par el desconocimiento de otras. El anterior Bachillerato en Ciencias, cuyos planes y programas de estudio databan de fines de los años setenta, “se encontraba desactualizado y era poco pertinente para las necesidades del siglo XXI. El BGU tiene un currículo actualizado que resalta la realidad ecuatoriana, siempre en relación con los contextos latinoamericanos y universales”, señalaba el Ministerio. Pero además de analizar la conveniencia de mantener el BGU, se busca ampliar las opciones de los jóvenes. El Secretario de Educación Superior y el Ministro de Educación también trabajan para que crezca una oferta en la formación técnica y tecnológica, “que en muchos países es mayor que la formación universitaria”, apuntó Barrera. E indicó que estudios dicen que en contextos de recesión económica, las familias prefieren que los chicos se inserten laboralmente rápido”.

El Bachillerato Técnico Productivo es una de las opciones, en las que buscan trabajar. Este inició con el año lectivo 2016-2017. En el régimen Sierra-Amazonía hubo un total de 152 estudiantes, mientras que la promoción del ciclo Costa fue de 143. La oferta educativa permite complementar el estudio con las prácticas profesionales. La oferta de Bachillerato Técnico Productivo que impulsa el Ministerio de Educación comprende un modelo especializado en áreas agropecuarias, industriales y de servicios.


Mariela Rosero- Coordinadora. Diario EL COMERCIO. https://www.elcomercio.com/tendencias/ventajas-bachilleratounificado-educacion-estudiantes-secundaria.html